RFC en tu primer trabajo

RFC en tu primer trabajo

Actualmente, la obtención de un primer trabajo se hace un poco difícil para los aspirantes, ya que los requisitos que solicitan terminan convirtiéndose en más de lo que aparece en su curriculum.

Sin embargo, uno de los requisitos más importantes para obtener el primer trabajo en la vida, es el RFC, ya que este funciona como una carta de presentación para la empresa o dueño del negocio al que se solicite.

Este documento le ayuda al que se encargará de seleccionar a los aspirantes a conocer un poco de su vida laboral/financiera.

¿Qué es el RFC?

El RFC son las siglas que se le dan al Registro Federal de Contribuyentes, esta no es más que una clave que debe poseer cada uno de los ciudadanos mexicanos después que cumplen la mayoría de edad.

Esta clave está conformada por los datos básicos e importantes de una persona: nombres, apellidos, fecha de nacimiento, y la homoclave. Todos estos datos están dispuestos en un orden estricto, pero únicamente las iniciales.

La homoclave es el único dato anexo a estos datos personales, ya que este es un código que le arroja el sistema a cada ciudadano para evitar la duplicación del documento, y para llevar un registro de las personas inscritas en el sistema.

¿Cómo funciona el RFC?

El RFC básicamente se trata de una clave que sirve para llevar un registro único en la base de datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT), para poder saber quiénes están o no, inscritos como contribuyentes.

Por lo tanto, el RFC funciona como un método de control y verificación de los contribuyentes, es decir, donde se expresan las erogaciones de cada persona, si coinciden los ingresos con los egresos, y el pago de impuestos.

Por lógica, si esta clave está aliada al SAT, se sobre entiende que es uno de los requisitos más importantes al momento de buscar trabajo. Incluso, es un requisito indispensable en muchos otros trámites.

¿Cuál es la relación del RFC con el primer empleo?

Como se menciona anteriormente, la carta de presentación tanto laboral, como del estatus financiero de un ciudadano, ante una persona que desconoce su vida por completo, es el RFC.

Esta clave les proporciona los datos necesarios a los encargados de contratar, de corroborar los trabajos anteriores, los ingresos que tenía, las adquisiciones que ha recibido, e incluso, si existen créditos actuales.

Por ende, cuando una persona va a solicitar su primer empleo, es muy importante que lo primero que se presente sea el RFC para que el contratista tenga un poco de conocimiento acerca de su historial.

Publicado en: RFC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *